A fin de contribuir a la soberanía alimentaria, México prohibe el maíz transgénico

El gobierno de México prohibió el maíz transgénico y ordenó eliminar en los próximos tres años el uso del herbicida glifosato, una decisión que dividió aguas entre los ecologistas y el sector privado.

Mediante un decreto que entró en vigor el 1 de enero, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador establece que las autoridades de bioseguridad “revocarán y se abstendrán de otorgar permisos de liberación al ambiente de semillas de maíz genéticamente modificado”.

También ordena eliminar gradualmente las importaciones del grano transgénico durante los próximos tres años, cuando ya no se expedirán más licencias.

Con esta medida, argumenta el gobierno, se busca contribuir a la soberanía alimentaria y proteger el maíz nativo de México.

El maíz ocupa un lugar preponderante en la dieta de los mexicanos desde la época prehispánica. Se consume cotidianamente en las tortillas y es un ingrediente básico en platos tradicionales como los tacos.

Previous Post
Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *