El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que en caso de que no se venda el avión presidencial, el vehículo será rentado a familia o empresas para que puedan realizar viajes.

“Si vemos que no se compra el avión, lo vamos a pasar a la empresa que se está construyendo para manejar el aeropuerto de Santa Lucía, los trenes, el Maya, los aeropuertos de Tulum para que esa empresa lo administre y pueda rentar para viajes, empresas y obtener recursos”, comentó el mandatario en conferencia desde matutina en Colima.

Esta decisión se toma ante los intentos fallidos de vender dicho vehículo, es importante resaltar que el mantenimiento del mismo no es para menos barato, por lo que el hecho de que esté sin utilizar no quite este gasto fijo.

A pesar del desinterés que existe de comprar el avión, el presidente López Obrador no descarta que se pueda realizar; de igual manera reprochó en el momento de la compra por parte de las administraciones anteriores, no se realizaran protestas.

En cuanto a los gastos el mandatario agregó que lo que cuesta un viaje en el TP-01, es lo que cuesta todo un año de viajes por parte de él dentro de la República Mexicana.

“No es funcional, eficaz, adecuado para viajar en el país, es un avión echo para volar en distancias de cinco horas, no se puede usar de la CDMX a Colima. Pudieron haber comprado un avión más pequeño, pero actuaban como pequeños faraones”, aunó el mandatario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.