El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este martes que la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) “destapó y exacerbó” el clasismo tras los comentarios despectivos hacia los vendedores ambulantes y personas de bajos recursos que acudieron al evento.

Durante su conferencia de prensa matutina el mandatario de la República criticó que en algunos medios y en redes sociales señalaran a las personas que se ganan la vida vendiendo productos, pero sobre todo hizo énfasis en el caso de “una señora que estaba vendiendo tlayudas“, en lugar de aceptar que el Aeropuerto se construyó en “tiempo récord y sin corrupción“.

“Entonces, con un desprecio (…) ¡qué poco conocen México! Las culturas de nuestro país, ya quisieran comerse una tlayuda. ¿Qué quieren?, ¿cómo se llaman las tortas de Estados Unidos? Hamburguesas, pero es mucho el racismo, el clasismo y el coraje, entonces esto no saldría a flote, siempre se mantendría”, refirió.

En ese sentido culpó al conservadurismo y aseguró que “están muy molestos” porque la obra del nuevo Aeropuerto Felipe Ángeles fue calificada hasta por los empresarios como “un aeropuerto muy bueno“.

López Obrador destacó que a pesar de las diversas campañas y acciones judiciales por parte de sus adversarios conservadores contra el AIFA, la obra llegó a buen término y será para el beneficio de millones de mexicanos.

“Quisieran que nos fuera mal en todo, decían que no íbamos a terminar nunca, que iba a ser una obra de mala calidad y entonces todo eso se les cayó, no pudieron. Los hechos demuestran que es un aeropuerto muy bueno”, sentenció.

El presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró este lunes un nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, la primera de sus grandes obras de infraestructura, que inició operaciones con unos pocos vuelos.

La terminal, construida por el ejército en la base militar de Santa Lucía, a unos 50 km de la capital, comenzó a funcionar con un vuelo de Aeroméxico a Villahermosa, Tabasco (sur), estado natal del mandatario izquierdista.

“Está al 100 (por ciento) el aeropuerto, completamente concluido (…). Es cuestión nada más de que las líneas aéreas vayan incrementando sus viajes”, dijo AMLO durante su conferencia de prensa diaria, desde el nuevo aeropuerto.

En esta primera jornada habrá 20 operaciones de las empresas que han confirmado su presencia en la terminal: las nacionales Aeroméxico, Volaris y Viva Aerobús, y la venezolana Conviasa, única internacional hasta el momento, que ofrecerá viajes a Caracas, señaló el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, en la misma conferencia.

El aeropuerto, bautizado Felipe Ángeles en honor a un militar de la Revolución Mexicana de inicios del siglo XX, sustituye a otra terminal que el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) edificaba en el suburbio de Texcoco a un costo de 13 mil millones de dólares.

López Obrador canceló esa obra al denunciar que estaba plagada de corrupción y era un derroche de recursos, y en su lugar encargó al ejército la edificación del Felipe Ángeles por unos 3 mil 657 millones de dólares.

“Dentro del presupuesto autorizado, el tiempo asignado y la calidad requerida, hemos cumplido la misión”, afirmó durante la inauguración el comandante del agrupamiento militar de ingenieros de la obra, Gustavo Vallejo.

Los otros proyectos prioritarios del gobierno de López Obrador son una refinería en Tabasco, el Tren Maya -proyecto turístico de 1.554 km en el que también participan los militares-, y la modernización del corredor interoceánico de Tehuantepec.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.