El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que está en desacuerdo con la ley de cobranza delegada aprobada por la Cámara de Diputados que embarga el salario de trabajadores para que pague un crédito de nómina.

Durante su conferencia matutina realizada en Minatitlán, Veracruz, López Obrador destacó que todavía hay tiempo para que los legisladores la revisen bien.

“No estoy de acuerdo con esa reforma. No creo que deba de embargarse el salario de los trabajadores bajo ninguna circunstancia.

“No estoy de acuerdo con esa reforma, no creo que deba embargarse el salario de los trabajadores bajo ninguna circunstancia, el salario es sagrado”, dijo el mandatario.

Aseguró que en caso de que el Senado de la República voté a favor de la ley de cobranza, él la vetará.

El dictamen -que reforma tres diferentes leyes- señala que una vez de haber obtenido el crédito, el empleado deberá autorizar a su entidad empleadora a descontar de nómina mensual o quincenal una suma determinada para realizar pagos parciales y periódicos o el pago total de su préstamo ante la entidad financiera.

“La persona acreditada deberá instruir mediante la libranza a su persona empleadora para que disponga de las fuentes de pago que tenga derecho a recibir del propio empleador y entregue a su nombre y cuenta a la persona acreditante, el monto adeudado en términos del contrato de crédito de nómina con cobranza delegada que tenga celebrado, con la periodicidad y en los términos establecidos y sin consto para la persona acreditada”, señala el documento.

Se menciona que cuando el empleado otorga la libranza (que es el permiso para que le hagan los descuentos desde su nómina), ésta será irrevocable, “por lo que no podrá cancelarla ni disponer de sus recursos por el monto adeudado conforme al contrato de crédito de nómina con cobranza delegada celebrado hasta el momento de la liquidación total del crédito”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.