El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó el sábado que ningún ciudadano mexicano permanecerá en la zona de conflicto entre Ucrania y Rusia pues su gobierno trabaja en colaboración con otros países para rescatarlos.

“No se va a quedar ningún mexicano en la zona de conflicto, vamos a sacarlos a todos. Nos están ayudando gobiernos, nos están ayudando diplomáticos y la secretaría de Relaciones Exteriores”, dijo el mandatario a periodistas, durante una gira de trabajo en el estado de Nayarit (oeste).

López Obrador informó que su gobierno estaba realizando los trámites y permisos “para utilizar espacio aéreo de distintos países”, en una operación que es coordinada por la Fuerza Aérea Mexicana.

Horas más tarde, el canciller Marcelo Ebrard informó que este domingo a las 10h00 local un avión Boeing 737-800 de la Fuerza Aérea Mexicana partirá desde México hacia Rumania para repatriar a los mexicanos que ya han sido evacuados a ese país desde Ucrania.

“El avión irá vía Canadá e Irlanda. Es el primer vuelo, de ser necesario habrá otros en próximos días”, escribió Ebrard en su cuenta de Twitter.

López Obrador no precisó el número total de mexicanos que están en Ucrania ni cuántos de ellos serían repatriados.

“Eso lo va a informar la secretaría de Relaciones Exteriores, ellos están ya pendientes, tienen instrucciones y la secretaría de la Defensa está ayudando a través de la Fuerza Aérea Mexicana para que nuestros paisanos puedan ser trasladados al país”, agregó el mandatario.

La embajadora mexicana en Ucrania, Olga García, dijo el viernes que su despacho tiene registrados a unos 225 mexicanos que viven en dicho país, la mayoría de ellos en Kiev.

Ebrard informó más temprano que un primer grupo de familias mexicanas había logrado salir de Ucrania gracias al “protocolo de protección en marcha” hasta la vecina Rumania, donde fueron recibidas por personal de la embajada mexicana.

Otros mexicanos arribaron a Polonia, dijo el canciller por el mismo medio.

En tanto, la embajadora mexicana en Kiev sigue trabajando para apoyar la salida de sus ciudadanos, detalló Ebrard.

“Hay toque de queda por lo que no puede mover vehículos. Estamos en comunicación con 90 personas aprox (sic) para moverlas a Rumania en cuanto sea posible”, agregó vía Twitter.

El gobierno ruso ordenó este sábado ampliar la ofensiva contra Ucrania “en todas las direcciones”, tras el fracaso de una tentativa de tomar Kiev, la capital, donde rige un toque de queda total.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.