El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó el domingo, a pedido de países occidentales, una resolución para convocar el lunes “en sesión extraordinaria de urgencia” a la Asamblea General de la ONU para que sus 193 miembros se pronuncien sobre la invasión rusa de Ucrania.

La resolución, impulsada por Estados Unidos y Albania, fue adoptada por 11 países, con el voto en contra de Rusia y la abstención de China, India y Emiratos Árabes Unidos. El reglamento de la ONU no contempla el derecho a veto para recurrir a esta instancia.

Basado en un procedimiento establecido en 1950, titulado “La Unión por la Paz“, este recurso, que representa un revés para Rusia en el teatro diplomático internacional, no puede ser objeto de veto por ninguno de los cinco países miembros del Consejo de Seguridad (Rusia, Estados Unidos, Gran Bretaña, China y Francia).

El viernes, Rusia emitió su veto a una resolución promovida por Estados Unidos y Albania para condenar la invasión rusa de Ucrania y reclamar la retirada inmediata de sus tropas de este país.

Recurrir a la Asamblea General, que ha ocurrido cerca de una docena de veces en la historia de la ONU, va a permitir a los 193 países de la ONU posicionarse sobre este conflicto, entre partidarios de la democracia y la soberanía de Ucrania, y el apoyo a Moscú.

“La ausencia de unanimidad de sus miembros permanentes”, el viernes, “impidió ejercer su responsabilidad primera como es el mantenimiento de la paz y de la seguridad internacional”, el Consejo de Seguridad “decide convocar una sesión extraordinaria de urgencia de la Asamblea General”, reza la resolución adoptada.

La sesión extraordinaria de la Asamblea General, prevista el lunes a las 10H00 (15H00 GMT), será abierta por el presidente de la instancia y el secretario general de la ONU y debería durar al menos todo el día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.