Bielorrusia eliminó su estatus como una zona sin capacidad nuclear, lo que le permitiría recibir armamento atómico de Rusia, despertando los temores de Europa.

La medida fue aprobada en un referendo en el que se votó un paquete de enmiendas a la Constitución.

La decisión de eliminar su estatuto de país sin capacidad nuclear es “muy peligrosa”, porque permitirá a Rusia instalar armamento atómico en ese territorio, advirtió este lunes el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Es muy peligroso si comenzamos a cambiar el estatus de países que adquieren capacidad nuclear. Sabemos qué significará para Bielorrusia. Significa que Rusia instalará armas nucleares en Bielorrusia, y es una vía muy peligrosa”, dijo Borrell en una videoconferencia con ministros europeos de Defensa.

Este lunes, Borrell mantuvo una videoconferencia con ministros europeos de Defensa para discutir formas de hacer llegar armamento a las fuerzas ucranianas, y la decisión bielorrusa terminó por meterse en la agenda.

Por eso, Borrell condenó lo que denominó un “falso referendo”.

Debemos denunciar esa decisión y denunciar la participación de Bielorrusia en la agresión contra Ucrania”, dijo el jefe de la diplomacia europea.

Bajo la lupa

En la víspera, los ministros europeos de Relaciones Exteriores acordaron liberar recursos del Fondo Europeo para la Paz para ayudar a Ucrania.

De esa forma, la Unión Europea autorizó la utilización de 450 millones de euros de ese fondo a la compra y entrega de equipos letales a las fuerzas ucranianas, además de unos 50 millones de euros para combustible y equipos médicos.

La reunión de Borrell con los ministros europeos de Defensa tenía por objetivo “coordinar las acciones que llevan adelante los estados miembros” del bloque en ayuda de Ucrania.

El gobierno de Bielorrusia ya es objeto de sanciones por parte de la UE por su represión a protestas en 2020, y Bruselas se apresta ahora a aplicar nuevas sanciones por permitir que Rusia utilice el territorio bielorruso para atacar a Ucrania.

El domingo, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó que las “fuerzas de disuasión” (que incluye las armas nucleares) se pongan en alerta máxima de combate, un paso que generó una oleada de condenas en Europa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.