Las plantas de energía nuclear ucranianas en Chernóbil y Zaporiyia, ambas ahora bajo el control de las fuerzas rusas, están siendo operadas y administradas por su personal ucraniano, dijo el sábado la agencia rusa de energía atómica Rosatom, según la agencia de noticias RIA.

La declaración de Rosatom dijo que con la ayuda de especialistas rusos se estaba restaurando un suministro de energía externo a la desaparecida planta de Chernóbil, lugar del peor accidente nuclear del mundo en 1986.

También afirmó que se están realizando actividades para garantizar la seguridad en las plantas en coordinación con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Ucrania había advertido sobre un mayor riesgo de una fuga de radiación de Chernóbil si no se reparaba su línea eléctrica de alto voltaje, dañada en los combates.

La compañía nuclear estatal ucraniana Energoatom dijo el viernes que el personal de Zaporiyia, la planta nuclear más grande de Europa, estaba bajo una fuerte presión psicológica por parte de los rusos presentes.

La OIEA afirmó esta semana que había perdido el contacto con los sistemas remotos que monitorean el material nuclear en Chernóbil y Zaporiyia, y el jefe del organismo, Rafael Grossi, expresó su preocupación de que el personal podría estar trabajando bajo una presión indebida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.