Alrededor de mil 300 soldados ucranianos han muerto desde el comienzo de la invasión rusa, aseguro este sábado el presidente Volodímir Zelenski.

Hablando en una conferencia de prensa, Zelenski aseguró que los equipos de negociación de Ucrania y Rusia habían comenzado a discutir temas concretos en lugar de intercambiar ultimátums.

Dijo que Occidente debería participar más en las negociaciones para poner fin a la guerra, pero agradeció los esfuerzos del primer ministro israelí, Naftali Bennett, para mediar entre Ucrania y Rusia, y dijo que le había sugerido a Bennett mantener conversaciones en Jerusalén.

El mandatario ucraniano también afirmó que la mayoría de las empresas han dejado de operar desde el inicio de la invasión, que según un asesor de Zelenski ya había causado daños por más de 100 mil millones de dólares.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.