Circe Camacho, unas veces de izquierda, otras no

Como si no hubiera cosas que legislar en la Ciudad de México, la petista chilanga Circe Camacho Bastida, es muy conocida por faltar a las sesiones del Congreso, -su lugar de trabajo-. Se mueve como mejor le conviene, usa camuflaje de acuerdo a lo que le conviene, en ocasiones es de izquierda, en otras, les da la espalda y hasta de tramposa, según la califica el Partido de Acción Nacional (PAN).

Hoy por hoy, al parecer no le conviene ser de izquierda y critica severamente a MORENA. Así esta legisladora, que percibe 72 mil 612 mensuales y nada hace por sus vecinos xochimilcas, es también conocida por visitar el extranjero y peor aún apoyar a la revolución Bolivariana.

Cuando estuvo en campaña, hace algunos meses, se mantuvo cerca del partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), hoy los desconoce y para ganar agremiados, desaprueba cada paso que dan.

En la legislatura pasada, fue balconeada cuando viajó a Venezuela a un mitin en apoyo a la dictadura que inició Hugo Chávez y sin importarle la pobreza, la sumisión que vive la población local, la dictadura, gritó a todo pulmón: “¡Viva Chávez, viva Nicolás Maduro!”

También es conocida por ausentarse de su curul para viajar como sucedió en la legislatura pasada. En esa ocasión, visitó Caracas durante siete días, aunque ella aseguró que todo lo pagó el gobierno venezolano, la embajada de dicho país señaló desconocer tal información. También visitó China, otro país autoritario, para reunirse con el partido comunista, mientras su quehacer legislativo quedó varado.

Según Transparencia del Congreso de la Ciudad de México, de 60 sesiones que hubo del 17 de septiembre de 2018 al 11 de abril de 2019, se ausentó 11 veces, es decir, casi tuvo una inasistencia del 20 por ciento.

Asimismo, el pasado 20 de abril el Partido de Acción Nacional, promovió una denuncia en su contra, pues como candidata a diputación local por el Distrito 25 violó las normas electorales al colocar propaganda que pone en riesgo la integridad de la ciudadanía.

La legisladora se las da de comunista y entregada al pueblo, pero entre sus viajes y ausentismo en el Congreso, su elevado sueldo, nada socialista, poco aporta a cualquier revolución o avance a la ciudadanía xochimilca y de toda la Ciudad de México, a las cuales representa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *