Coca Cola anunció la suspensión de sus operaciones en Rusia, siguiendo la estela de otros grandes grupos estadunidenses, criticados por tardar en cortar los puentes con Moscú tras la invasión a Ucrania.

Seguiremos vigilando y evaluando la situación a medida que evoluciona”, subraya en un comunicado el grupo que no ofrece detalles sobre sus actividades exactas en Rusia.

Hace apenas unos minutos la empresa Starbucks anunciaba, de igual forma, el final de sus operaciones en Rusia tras la invasión a Ucrania.

En este caso grupo kuwaití que posee licencia para operar en el país “aceptó suspender inmediatamente las operaciones en las tiendas y dará apoyo a los casi 2.000 empleados que dependen de Starbucks para vivir”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.