Ante la desigualdad económica, las barreras de género y los datos que ponen en evidencia la brecha en materia de salud entre hombres y mujeres, consideramos que la Ley del Impuesto Sobre la Renta debe dar un tratamiento fiscal específico para las mujeres mexicanas: deducir gastos en tratamientos preventivos y  gastos para la compra de medicamentos adquiridos en farmacias, aseguraron los legisladores del Partido Verde en el Senado de la República.

Las senadoras Gabriela Benavides Cobos, María Graciela Gaitán Díaz, Alejandra Lagunes Soto Ruíz y los senadores Raúl Bolaños-Cacho Cué, Rogelio Israel Zamora Guzmán, en compañía de su coordinador, Manuel Velasco Coello, especificaron que actualmente la miscelánea fiscal no considera los gastos referidos anteriormente, como materia para deducciones.

Por ello, plantearon reformar la Ley fiscal para que las mujeres puedan deducir los pagos efectuados por honorarios médicos, dentales o de enfermería, por análisis, estudios clínicos o prótesis, gastos hospitalarios, compra o alquiler de aparatos para el establecimiento o rehabilitación de enfermedades propias de su género.

Contemplan que la Secretaría de Salud y el Servicio de Administración Tributaria sean quienes emitan una miscelánea fiscal para que especifiquen cuáles serán los gastos y pagos por deducir. Asimismo, se propone que haya mayor información a través de campañas por medios públicos para que la gran mayoría de las mujeres pueda aprovechar este beneficio fiscal.

Con esta medida estaremos coadyuvando a minimizar los impactos negativos en los ingresos de las familias mexicanas, disminuyendo las tasas de mortalidad de las mujeres al poder realizar diagnósticos y tratamientos oportunos, así como fomentar su ingreso a la economía formal.

De acuerdo con información del INEGI, sólo el 75 por ciento de la población tiene acceso a la seguridad social, lo cual significa que poco más de 31.5 millones no tienen acceso a servicios de salud, por lo que se infiere que millones de mujeres no cuentan con servicios médicos públicos y tiene que acudir a servicios médicos privados.

Estas cifras se vuelven aún más relevantes al conocer que de los 35 millones de hogares, 10 millones son encabezados por mujeres, según datos de la Conapo.

“La realidad de las mujeres mexicanas nos llaman con urgencia a implementar mayores medidas y acciones para coadyuvar a la eliminación de todas estas brechas económicas y sociales, máxime en esta situación de crisis sanitaria que ha generado desempleo y la pérdida de fuentes de ingreso de las familias mexicanas”, concluyeron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.