Él decidió ir a un hospital privado: Arquidiócesis sobre Norberto Rivera

La Arquidiócesis Primada de México explicó que fue el propio cardenal Norberto Rivera quien decidió recibir atención médica en un hospital privado tras enfermar por covid-19, por lo que deberá pagar los gastos correspondientes. Sin embargo, agregaron que ofrecen su oración.

Luego de ser acusada de “abandonar” a  quien fuera arzobispo emérito de México, la Iglesia Católica detalló en un comunicado que la institución cuenta con una serie de ayudas en casos de enfermedad, pero que si los sacerdotes se atienden en un medio alternativo a los que dispone la Arquidiócesis, el gasto les corresponde a ellos.

En el texto, detallan que:

“La Vicaría del Clero es la instancia encargada de acompañar a los sacerdotes y obispos durante su enfermedad”.

Adicionalmente, ellos pueden acudir atención hospitalaria en alguna de las instalaciones brindadas por el sector público, incluidos los hospitales privados y los temporales que han sido reconvertidos ante la emergencia sanitaria.

Sin embargo:

“Aquellos contagiados de Covid-19 que deseen llevar el seguimiento de su enfermedad a a través de otros medios pueden hacerlo, con recursos propios o los apoyos otorgados por personas allegadas”.

Tal es el caso de Rivera, detallan. No obstante, destacaron que, además de ofrecer su oración constante para pedir por su pronta recuperación, se ha dispuesto a un sacerdote que esté al pendiente de sus necesidades.

Austeridad

La medida de no invertir el dinero de la Iglesia en hospitales privados en medio de la crisis sanitaria y económica es en atención a la situación que se vive en la Iglesia y en todo el país, “en solidaridad con miles de mexicanos durante esta pandemia, y a los que acompañamos a través de nuestra oración diaria”, explicaron.

En el comunicado, concluyeron que:

“Pedimos a Santa María de Guadalupe, que lo proteja en su cariñoso brazo durante esta difícil situación por la que está viviendo y dé fortaleza a su familia”.

Previous Post
Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *