ELIGE/ Los costos del agotamiento

Por Mariana Morán, Presidenta de Equidad, Libertad y Género A.C

Ocho de cada 10 personas en la Ciudad de México presentan el Síndrome de la Fatiga Crónica o cansancio extremo, lo que motiva falta de control en la manera de reaccionar y disminuye la productividad hasta en 33%.

Estudios recientes muestran, asimismo, que el cansancio extremo, como la falta de sueño y alto estrés, inciden en mayores comportamientos poco éticos.

Trabajar exhausto tiene un costo en el desempeño. Cuando la energía mental se agota, aparece menor capacidad de controlar emociones y comportamientos. También es más probable que se rompan las reglas, se participe en el engaño o incluso que se actúe de manera poco ética.

Hay factores que pueden ayudar. Por ejemplo, el café realmente ayuda a restaurar los recursos mentales drenados por la falta de sueño a corto plazo. También se descubre la atención plena como una característica del bienestar corporativo. Resulta que estar en el momento puede ayudar a mitigar los efectos de la injusticia en nuestra respuesta de lucha o huida.

En sí, debemos considerar que los seres humanos tienen una capacidad única para ejercer autocontrol. Es lo que nos permite formar organizaciones que tienen reglas y directrices, desarrollar normas sociales, tener interacciones sociales efectivas y resistir la tentación y enfocarnos en objetivos a largo plazo.

Esta capacidad de autorregulación está influenciada por varios factores externos e internos. La forma en que los líderes actúan, y si las personas perciben o no estas acciones como justas, puede afectar la reserva de energía mental de las personas. Ese es un factor externo. Los ejemplos de factores internos incluyen cuánto duermen las personas, o qué tan enfermas pueden sentirse o si experimentan dolor.

Un factor fundamental es la percepción de injusticia. La percepción mental de que estamos siendo tratados injustamente resulta en reacciones tanto «calientes» como «frías». La reacción caliente es un destello de ira y emoción que experimentas si alguien actúa groseramente hacia ti o si no estás recibiendo la promoción que creías que merecías. Es una respuesta rápida y automática que es difícil de controlar.

La reacción al frío también se conoce como cognición. Ahí es cuando se piensa en la situación y se procesa lo que sucedió. Implica repasar la experiencia una y otra vez en la mente.

Se trata de un proceso dual : enojo y rumiar. Ambos factores contribuyen a que los empleados tomen la decisión de tomar represalias. Aunque esta acción puede ser satisfactorio a corto plazo, conviene no tomar reacciones de calor y frío.

Para ello, la consciencia y entrenamiento en atención plena son cruciales. Son lo que permite controlar los pensamientos rápidos para reaccionar. Son más propensos a considerar «el momento» y menos propensos a tomar las cosas personalmente, a tener destellos de ira, y a rumiar sobre lo que sucedió.

Un ejercicio para lograrlo es centrar la atención en el ciclo de respiración si su mente comienza a vagar. Ante una injusticia, las personas entrenadas en atención plena tienen muchas menos probabilidades de tener reacciones negativas calientes y frías, y por lo tanto toman represalias menos que las que no tenían la capacitación.

Ahora, sabemos que el cerebro se ve afectado por la falta de sueño , sus niveles de actividad se reducen de alguna manera, especialmente en la corteza prefrontal. Y sabemos que la corteza prefrontal es responsable de controlar los impulsos. Descubrí que si las personas se ven privadas de sueño en el trabajo, van a tener menos autocontrol que necesitan para un alto funcionamiento.

Vale mencionar que cuando las personas sienten que sus trabajos son significativos e importantes, cuando sienten que el trabajo que hacen afecta a los demás de una manera positiva, las personas invierten más en sí mismas. Son capaces de cavar profundamente para obtener la motivación que necesitan para hacer su trabajo.

También hay algunas investigaciones interesantes que muestran que las vacaciones ayudan a las personas a volver a su nivel completo de autocontrol.

 

Previous Post
Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *