En la postulación de Félix Salgado lo que se requiere es justicia, no democracia: Onel Ortíz

• Que Morena lo haya ratificado como su candidato no lo exonera, sólo encubre la posible comisión de delitos

Por Onel Ortíz Fragoso @onelortiz Face: Onel Ortíz

En el caso Félix Salgado Macedonio la democracia no resuelve lo que corresponde a la justicia. La democracia es una forma de gobierno conocida desde la antigüedad, que ha evolucionado para que el ejercicio del poder público descanse en la voluntad del ciudadano expresada en las urnas.

La justicia es el principio ético que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde. En las teorías clásicas del contrato social, se identificaban tres derechos fundamentales del individuo: a la vida, a la libertad y a la propiedad; así como dos derechos que el individuo cedía al Estado: el derecho a juzgar y el derecho a castigar.

Desde el principio, en las acusaciones de violación y acoso en contra de Félix Salgado Macedonio lo que se requiere es justicia, no democracia. El hecho de que Morena lo haya ratificado como su candidato a la gubernatura de Guerrero no lo exonera, sólo lo encubre en la posible comisión de delitos que, de comprobarse, ameritarían prisión por muchos años. Más aún, su eventual triunfo en la gubernatura no limpia su nombre, en las circunstancias en las que fue designado sólo hunde a la política en el pantano del desprestigio. Corresponderá a cada personaje asumir los costos políticos que esta decisión implicó.

En este caso hay una larga lista de errores y aspectos cuestionables de todos los que han intervenido. No perdamos el foco de un hecho: la inacción de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Guerrero, quien es la responsable de dar cause a las demandas en contra de Salgado Macedonio. La Fiscalía debe proceder, analizar las demandas, complementar las investigaciones, sopesar las pruebas y, en su caso, proceder o desestimarlas.

Hace unos días leí que una de las mujeres que presentó denuncia en contra de Salgado Macedonio había decidido dejar las cosas como están ante la indiferencia de las autoridades y la falta de recursos económicos para pagar a sus abogados, lo cual resultaría lamentable para las víctimas y sería un enorme fracaso para toda la sociedad. Ojalá al menos una de ellas insista en su demanda, por su bien y para el bien de la justicia en nuestro país.

Mientras esto ocurre, no podemos nadar de muertito, no podemos cerrar los ojos y suponer que nada ha pasado. Ratifico mi apoyo a los objetivos y al movimiento que representa la Cuarta Transformación y al mismo tiempo, ratifico la exigencia a que las autoridades judiciales del Estado de Guerrero actúen. Repudio la candidatura de Félix Salgado Macedonio. Mi solidaridad absoluta está con las víctimas.

Con respeto veo que la lucha de las mujeres sigue, por la sencilla razón que la violencia en su contra sigue. Diariamente conocemos de feminicidios, desapariciones, violaciones y agresiones en su contra. Mi solidaridad absoluta con su lucha y sus movimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *