En lo que va de la 4T, tarifa eléctrica de bajo consumo ha subido 8.6%

De diciembre de 2018 a abril de 2021, la tarifa eléctrica de bajo consumo ha subido un 8.6 por ciento, así lo dio a conocer José Martín Mendoza Hernández, Director General de Suministro de Servicios Básicos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, y con presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario destacó que en el 2020 hubo un acuerdo para apoyar el consumo eléctrico en los hogares por la pandemia de coronavirus, de manera que ningún usuario se reclasificará a la tarifa Doméstica de Alto Consumo (DAC), la más alta dentro de otras tarifas.

Asimismo, detalló que la CFE cuenta con 45.8 millones de clientes, de los cuales 40.7 millones son del servicio doméstico, que desde abril de 2020 no pagan los consumos excedentes para migrar a una tarifa superior.

Aunque son el 90% de los clientes, señala, no representan la mayoría de la venta, pues representan el 30% de las ventas “pero es el de mayor complejidad para su atención y de mayor costo”.

Con ello se tiene que a partir del 18 de abril, ningún usuario doméstico ingresará a la tarifa DAC, independientemente de su consumo, mientras que los que ya estaban con la tarifa DAC, pero reduzcan su consumo, podrán reclasificarse a la tarifa con subsidio.

De igual forma, subrayó que entre diciembre de 2018 y abril de 2021 las tarifas no aumentaron más que la inflación.

Al tomar la palabra, el presidente López Obrador acusó que dar esta información en la mañanera era indispensable pues dijo que hay una campaña de desinformación en su contra y se tiene que informar a los consumidores.

Hace dos semanas el director de la CFE Energía, Miguel Reyes, dio a conocer los montos que pagan de luz algunas empresas como Oxxo, Bimbo y Walmart al recibir presuntos subsidios beneficiadas de las Reforma Energéticas de Carlos Salinas de Gortari (con el autoabasto) a Enrique Peña Nieto (con la reforma energética).

El funcionario aseguró que con las reformas regresivas de 1992 hasta el sexenio pasado los mexicanos pagan más por la electricidad.

Reyes precisó que con el autoabasto las empresas se incorporan aportando sólo un dólar o un peso y los que son socios no deberían cobrar la electricidad y la facturan, lo que puede hacer que haya hasta fraudes comerciales.

Este esquema habría hecho que los que más tienen recursos paguen tarifas más bajas y; por el contrario, los que menos tienen, paguen más tarifa, con lo que a veces paga más una tienda de conveniencia que un Oxxo

Santiago Reyes explica que mientras el precio por kilowatt/hora de un hogar de clase media es de 2.3 pesos, los corporativos pagan 1.2 pesos y que incluso el subsidio que reciben los grandes corporativos es mayor que el de la clase media.

Previous Post
Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *