FINANZAS PERSONALES / Dinero y plataformas de Streaming

Por Liliana Silva, especialista en finanzas personales de Cash Cash Préstamos. www.cashcash.mx

Las plataformas de Streaming se convirtieron en esenciales en nuestro día a día que incluso pasan desapercibidas en los gastos mensuales. Incluso, no se analizan sus costes detenidamente.

Desde el inicio del confinamiento ante la covid-19 las plataformas sonaron y resonaron en publicidad y recomendación de nuestros amigos y familiares.

La oferta de opciones se multiplicó y diversificó, dada la poca socialización en los que vivimos, pero resultó perjudicial para nuestros bolsillos, porque los amantes de estas plataformas suman más de cuatro.

Pero, ¿en realidad las necesitas todas? si bien la comunicación se normaliza ahora a través de las videollamadas y la mensajería instantánea, se hace indispensable un contrato de Internet. En cuanto a las series, películas, videos, música y cursos, son productos adicionales que nutren el estilo de vida de cada individuo.

Valdría analizar si las consumimos realmente, si aportan, suman o son necesarias para nuestro estilo de vida.

Ahora pongamos números: sumemos todos los gastos esenciales, renta, servicios, alimentos, transporte, ahorro, ropa, posibles medicamentos, imprevistos del hogar y ahora veamos cuánto cuesta Internet, Netflix, HBO, YouTube, Prime, Spotify, Disney+, apps de juegos y muchas más… si sólo se cuentas con cuatro de estas plataformas, suman en promedio mil pesos mensuales o doce mil al año, cifra muy significante.

Lo importante es poder cuantificar el gasto real de cada una de estas para elegir sabiamente. Para muchas personas el solo ver una película a la semana en una de estas plataformas justifica su gasto, por que le otorga la distracción o logra desestresarla, pero también lo podría obtener al caminar, buscar una película en solo una de las plataformas y eliminar el resto. Realizar un presupuesto mensual es observar, analizar y posiblemente modificar tus consumos para lograr el ahorro o el objetivo planteado desde el inicio.

La mayoría de los consumidores, sólo han visto una pequeña porción de los catálogos ofrecidos en estas plataformas, por ello no es justificable su gasto. Por esto la clave en la contratación de estas ofertas de streaming reside en aprovechar la capacidad que permiten de crear diversos perfiles y con ello compartir los gastos. Si no se permite, es momento de ser objetivos y cancelar.

Ahora, antes de contratar cualquier opción de plataforma, debe leerse a detalle el contrato. En varios casos compartir cuentas en diferentes localizaciones genera un costo extra o ver determinado estreno o cualquier otra condición que se anexe. Si se tiene un objetivo financiero, conviene analizar y poner en la balanza qué se necesita y no desperdiciar el dinero.

 

 

Previous Post
Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *