Industrias ganadoras y perdedoras del Covid-19

Por Janet Galindo

En 2021 ya puede establecerse un balance más certero sobre los sectores económicos que ganaron y cuáles fueron los más afectados a raíz de la pandemia del Covid-19. Mientras el sector agropecuario muestra un repunte, al igual que el comercio electrónico, las tres industrias más menguadas son hotelería, transporte aéreo y construcción.

Mario Rizo, socio de Salles Sainz Grant Thornton, refiere que “se identifican ya cambios en los hábitos de consumo de gran parte de la población, que prioriza la adquisición de bienes de primera necesidad y explora, por primera vez en muchos casos, la adquisición de bienes y servicios a través de plataformas electrónicas dado el distanciamiento social”.

Así, los retos para la industria mexicana en general consisten en la innovación de su modelo de negocios acorde a los tiempos actuales, para hacer más eficiente el manejo de sus recursos y la continua mejora y adaptación de las tecnologías implementadas, señaló el directivo.

Asimismo, mencionó que en los boletines económicos de la firma aparecen datos sobre cada una de las industrias citadas y resumió algunos de ellos:

“Entre enero y septiembre de 2020, el sector primario de la economía que comprende la agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza,  fue el único que mostró un crecimiento anual del 0.8%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)”, mencionó Rizo.

En el boletín económico, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) mencionó un superávit en la balanza comercial agropecuaria superior a los $10 mil millones de dólares

De acuerdo a esta fuente, “el periodo comprendido entre enero y octubre de 2020, las exportaciones de la industria agroalimentaria registraron un nuevo máximo histórico con $32,571 millones de dólares, compuesto por ventas de productos agropecuarios con $15,314 millones de dólares y $17,256 millones dólares de productos agroindustriales. Además, el total del sector representó el 9.7% del total de exportaciones de la economía mexicana”.

Respecto al comercio electrónico, Rizo dijo que “comprar en línea será una práctica recurrente, aun y cuando se regrese a la normalidad, ya que un mínimo del 72.0% de las personas que realizaron, por primera vez, la compra en línea de un producto o servicio, recurrirán a este canal para volver a adquirirlo”.

El socio de Salles Sainz Grant Thornton comentó que, desde el inicio de la pandemia, categorías como la de comida a domicilio y moda registran una tendencia creciente; sin embargo, para octubre tecnología, accesorios, deportes, muebles y decoración incrementaron en el interés de compra.

De acuerdo al boletín de economía, se estima que las ventas en línea alcanzarán una participación de mercado de aproximadamente 15% en el espacio minorista para 2023.

Los sectores con más pérdidas

El sector hotelero mexicano es uno de los más afectados por el confinamiento “y su ocupación es de 10% en promedio, aunque en la primera reapertura alcanzó de 30 a 50%”, mencionó Mario Rizo, quien mencionó que la disminución de turistas extranjeros en 2020 fue de 44.3%, en comparación con 2019. Es decir, veinte millones de turistas menos procedentes del extranjero.

Respecto a las pérdidas de la industria aérea en México a causa de la crisis sanitaria actual son  hasta el cierre de 2020 de $9,320 millones de dólares, lo que significaría una disminución de 65.0%, en comparación con el año anterior, según el Boletín de Economía de Salles Sainz Grant Thornton.

Asimismo, en relación con las cadenas de valor asociadas a la industria aérea, la caída estimada durante 2020 fue de $15,000 millones de dólares y una perdida 773,000 empleos relacionados con la industria aérea, según la misma fuente.

“Por su parte, la demanda de vuelos se ha visto reducida sustancialmente, como resultado de las recomendaciones gubernamentales para no efectuar viajes durante el periodo de confinamiento. En este sentido, las ventas de vuelos en México son 50% menores a las de 2019”, dijo Rizo.

Respecto a la construcción, el PIB del sector registró una caída del 15% al cierre de 2020, la mayor de los últimos 25 años. La pandemia también provocó el cierre de aproximadamente 2,000 empresas del sector. De esta forma, la industria liga su segundo año consecutivo de cifras negativas, ya que en 2019 cayó 5.0% según el Boletín de Economía.

Rizo aseguró que existen grandes cambios de consumo que subsistirán más allá de la pandemia, por lo cual todas las industrias deberán fortalecer mediadas de seguridad sanitaria e incrementar los valores de las marcas porque el consumidor post Covid-19 es más demandante y enterado de las ofertas de mercado.

Previous Post
Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *