Diana “V” y su familia llevan aproximadamente un año sufriendo los maltratos y hostigamientos por parte de sus vecinos, en el municipio de San Agustín Yatareni, en Oaxaca, al punto que estos escalaron y fue agredida físicamente, además de que recibió amenazas de muerte.

A través de un hilo de Twitter, Diana explica que las agresiones comenzaron hace casi ya un año, cuando uno de sus perros le mordió una mano, por lo que acordaron que los amarrarían, sin embargo, nunca lo hicieron.

Detalla que como parte de los maltratos, sus vecinos en repetidas ocasiones cierran el paso de las calles que transitan con palos, piedras, cajas y láminas de aluminio, con el argumento de que esas zonas son parte de su terreno cuando en realidad son espacios públicos.

Al intentar dialogar con sus vecinos, Diana señala que sólo ha recibido insultos y hasta amenazas de muerte, motivo por el cual decidió levantar una demanda a las autoridades correspondientes, pero estás solo hicieron caso omiso a sus denuncias.

“Qué ingenua fui. No hicieron nada, así fue cómo empecé a sentir la ansiedad. Si la autoridad no hizo nada. Nadie me podía ayudar.”, se lee en su texto.

Por si fuera poco, la mujer afectada indica que su mamá está enferma, delicada de salud y cuando intenta salir de emergencia al hospital, sus vecinos dejan apropósito su carro enfrente de su puerta para que no lo puedan hacer.

Tras lo anterior, Diana y su familia se dispusieron a poner cámaras de seguridad en la calle donde habitan, situación por la cual también recibieron amenazas de sus vecinos, quienes les exigieron quitarlas.

Fue la noche del 24 de enero del 2022, cuando la situación llegó a un punto de quiebre definitivo, pues la mujer asegura que fue golpeada por sus vecinos, incluso, le lanzaron al perro para dañarla físicamente.

Diana “V” denunció nuevamente a las autoridades, sin embargo, ni el Gobierno Municipal, ni la policía de Oaxaca han atendido el caso.

La denuncia más reciente la hizo a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), pero lamentablemente tampoco contestan las llamadas ni mensajes, motivo por el cual Diana teme por su vida y la de su familia.

“Si algo le llega a pasar a mi familia y a mi. La Fiscalía del Gobierno de Oaxaca tiene mi carpeta, los hago responsables de todos los daños psicológicos, físicos y patrimoniales.”, sentencia Diana al final de su hilo en Twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.