Niños, víctimas silenciosas del Covid-19.

Niños y jóvenes de la Ciudad de México, son los que mayores enfermedades mentales presentan durante la pandemia de Covid-19, dice Mariana Morán, presidenta del partido local Equidad, Libertad y Género (ELIGE).

Tras el largo confinamiento derivado de la pandemia, en la Ciudad de México se detecta incremento de estrés, ansiedad, miedo, tristeza y soledad sobre todo en personas de seis a 20 años de edad. De forma simultánea, aumentan los suicidios en la capital del país en 20% y de éstos 43% corresponden a personas de 15 a 29 años de edad, comentó la doctora Morán.

“Nuestros jóvenes y niños son las víctimas silenciosas. Son los que mayor violencia doméstica presentan ante entornos altamente vulnerables y crisis sanitaria, desempleo y recesión económica. Ante este mal clima laboral existen padres que llegan al abuso, a los gritos o golpes. Exite una gran desesperanza generalizada, pero en los grupos de menor edad se desconoce cómo procesar los cambios y pérdidas”, refiere la presidenta de ELIGE.

El confinamiento derivado de la pandemia genera que todo confluya en el mismo entorno y todos los días se vuelven iguales. “Vivimos una perniciosa rutina, un afán desesperado de regresar a la normalidad y quienes menos pueden procesar tal estado de emergencia son los jóvenes y niños”, comenta Morán.

Ante esto, se requieren dos acciones inmediatas en los hogares: generar actividades lúdicas y deportivas en casa, por una parte, y que los padres de familia escuchen y consuelen a los menores ante el miedo y angustia que ahora sienten.

“No es fácil lograrlo. Los padres viven a su vez una gran presión económica en la que cada día ven disminuidos sus ahorros y no poseen entradas, por ejemplo. La salud es importante pero al mismo tiempo debe lidiarse con el pago de deudas. Ya no hay a quien pedir, nos ahogan las deudas”, comenta la presidenta de ELIGE.

La pandemia de Covid-19 es una oportunidad para revalorar la familia, reintegrarnos y emerger más fuertes de una gran crisis en la que “los niños son los que mayor sufrimiento experimentan”, dijo la doctora en Pedagogía.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.