El padre de una joven que se ahogó en el río Bravo, tomó una lancha e ingresó en las caudalosas aguas decidido a recuperar el cuerpo de su hija, luego de que las autoridades no habían podido localizarla.

Liliana, de 19 años, intentó cruzar el río en compañía de su novio Emannuel con la finalidad de llegar a Estados Unidos. Ellos se internaron a mitad de la noche, pero las turbias aguas fueron demasiado para la joven que comenzó a ahogarse a los poco minutos.

De acuerdo con el relato de Emmanuel, él regresó hasta el lugar donde Liliana se ahogaba para intentar ayudarla, pero la perdió de vista y ya no pudo localizarla.

El joven regresó a salvo a la orilla, y de inmediato dio aviso a las autoridades, así como a la familia de la joven.

Aunque las autoridades se dieron a la búsqueda, no lograron encontrar el cuerpo de Liliana, por lo que Pascual Márquez, padre de la mujer, decidió entrar al río Bravo.

Tras dos días de búsqueda, el padre de familia logró localizar el cuerpo, el cual ató y arrastró hacia la orilla para dar aviso a las autoridades.

El cuerpo fue localizado a la altura del fraccionamiento Rio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.