“Pecado social” que comete Indignación A.C. usando como botín a indígenas Mayas

Esta ONG que dice defender los derechos humanos a la luz de la fe y de la palabra de Dios por su padre fundador y demás miembros; viven una doble moral; explotan con sus “ideas a los más pobres y amasan fortunas para que vivan como “potentados europeos”; pecadores sociales.

Indignación A. C., promoción y defensa de los derechos humanos, organización que desde 1994 ha utilizado la pobreza y marginación social de los  indígenas mayas para conseguir prebendas, beneficios y hasta subsidios millonarios de empresas extranjeras a través de sus fundaciones, sigue lucrando con esos preceptos, Y es que como se sabe; Indignación A.C; con la bandera de la justicia social y que ésta en contra del “Pecado Social” y pretextando un “primeros los pobres” desde su creación por el padre Raúl Lugo Rodríguez, así como sus socias Nancy Walker Olvera y Beatriz Cantú Bacelis; han encontrado un ” botín” abusando con los pobres indígenas mayas para cumplir a las organizaciones extranjeras, que no sólo apoyan con recursos sino con la formación ideológica y mantener ciertos controles en la península en frenar proyectos económicos y de beneficios para los pueblos indígenas; porque  no todo desarrollo y modernidad es mala; todo depende de cómo se maneje o se manipule como lo hacen  Indignación abusando de la fe y “en nombre de Dios” incitar y usar a los pobres para “movimientos de intereses”; por eso hay que preguntarse quién está cometiendo el “pecado social” y que “tire la primera piedra” y esa respuesta debe darla el “europeizante fundador Padre Raúl Lugo; fundador y moderno teólogo de liberación no de la teología de la liberación..

El sacerdote Raúl Lugo Rodríguez, así como sus socias Nancy Walker Olvera y Beatriz Cantú Bacelis; han encontrado un ” botín” abusando con los pobres indígenas mayas para cumplir a las organizaciones extranjeras.

La doctrina social de la Iglesia; por sí misma no precisa en sus concepciones de salvación de que hay que usar a indígenas para servir al extranjero , ni ser cómplices de potentados que se refugian en las iglesias haciéndose pasar por verdaderos católicos y bienhechores y defender sus causas e intereses para atacar a otros que son sus adversarios y el clero o en específico se unen y usan a los pobres e indígenas que tienen una fe pura y ciega; al contrario la doctrina social de Iglesia desde Los documentos de Medellín n en Colombia ; de Puebla  y del vaticano II ; han denunciado lo que es el verdadero “pecado social” y no como lo manipula el fundador de Indignación que se arropa con la sotana para ser un “ justiciero divino”.

Cabe destacar algo más cercano a nuestra realidad de “primeros los pobres” es la visión bíblica y teológica Latinoamericana, donde reitera que en nuestras sociedades latinoamericanas existe presencia de estructuras de injusticias ya sean sociales, políticas, económicas, educacionales; salud, culturales; las cuales y desde las claves cristianas se definen como estructuras de pecados y más específicamente de pecado social. Dichas estructuras de pecado surgen a raíz de la presencia de sistemas opresores los cuales tienen como principales víctimas a los pobres. Por lo tanto Indignación pasa a ser si no una estructura; una organización con presencia tal vez no opresora; pero si manipuladora y explotadora de los pobres de la península yucateca.

Esto si es un pecado social también; que las autoridades federales investigan a Indignación A.C, entre ellas la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF),  a cargo de Santiago Nieto, de la Secretaría de Hacienda, urge concluyan con sus pesquisas, lo mismo que con otras ONG’s, tanto por manipularlos para oponerse al desarrollo, entre estos las obras del Tren Maya, y empresas que han buscado activar la economía de los pobres en municipios de Yucatán;  como por utilizarlos, que permanezcan aislados y sin recursos y con ello, continuar usándolos como “carne de cañón”, y proseguir resguardando sus millonarios negocios a sus costillas.

Y es que como se sabe y cabe destacar que; Indignación A.C; con la bandera del “Pecado Social” y pretextando un “primeros los pobres” desde su creación por el padre Raúl Lugo Rodríguez, así como sus socias Nancy Walker Olvera y Beatriz Cantú Bacelis; han encontrado un ” botín” abusando con los pobres indígenas mayas para cumplir a las organizaciones extranjeras. Que tiren la primera piedra; denuncian personajes religiosos; catequistas y pastores que si están realmente evangelizando y sacrificándose por los pobres y no explotándolos.

Pecado social de ONGs, con millonario negocio

Durante los últimos dos años  ONG´s (Organizaciones No Gubernamentales), de acuerdo al mismo presidente Andrés Manuel López Obrador,  recibieron en conjunto más de 13 millones de dólares en financiamiento desde el extranjero.

Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos A.C., 650 mil dólares; Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil S.C (CRIPX), que ha recibido 565 mil 377 dólares; el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), con 1.3 millones de dólares; Diálogo y Movimiento A.C. (DIMO), a la que han otorgado 420 mil 580 dólares; la Fundación para el Debido Proceso (DPLF), con 2.4 millones de dólares y el Consejo Civil Mexicano para Silvicultura Sostenible (CCMSS), que ha recibido 7.7 millones de dólares y cuyos principales donantes son grupos como Fundación Kellogg, Climateworks Foundation y Rockefeller Brothers Fund, entre otras.

Intereses oscuros para ocultar su pecado: legisladores

Tanto para el diputado del Partido del Trabajo (PT), Gerardo Fernández Noroña como la senadora del Partido Acción Nacional (PAN); Xóchitl Gálvez, quien fue Comisionada Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, durante el sexenio de Vicente Fox, reconocieron que existen intereses oscuros muy poderosos que impiden el avance indígena, sobre todo porque representan un “filón de oro”, tanto político como económico para quienes con el pretexto de ayudarlos, lucran con ellos, es decir explotan su pobreza.

A más de 27 años de la visita del Papa Juan Pablo II a Yucatán, donde estuvo junto con la Virgen de Izamal, pese a sus plegarias, la condición de los indígenas no ha cambiado en nada.

El legislador federal del PT, Fernández Noroña, en su oportunidad, externó durante su última visita a la península  que “la derecha no tiene vergüenza” al decir que el Tren Maya va a devastar la selva del sureste del país, cuando en el pasado no protestaba en contra de los gobiernos que sí dañan al medioambiente, utilizando ahora a los indígenas, en lugar de respaldarlos para que progresen.

Destacó que esta obra del presidente Andrés Manuel López Obrador de ninguna manera va acabar con los entornos naturales de entidades como la de Yucatán, pues se construirá sobre carreteras y caminos que ya cuentan con derecho de vía. “No se va a tocar la selva”, enfatizó en Mérida.

Es muy simpático, esos que permitieron todo tipo de devastaciones, destrozos, contaminación del medioambiente, del mar, de la tierra y el aire, ahora salen a decir que están muy preocupados. Esos gobiernos que se fueron y este sistema económico actual son los que matan la flora, la fauna y contaminan los cenotes de forma monstruosa; no les importaba nada y hoy nos salen con que están muy preocupados por la selva”, reiteró..

Dijo que en todo caso, quienes están en contra del Tren Maya tendrían que señalar de forma muy específica en qué tramo se va a dañar la selva y en qué área se van a talar miles de árboles, para entonces sí discutir sobre temas concretos para buscar soluciones.

Pero no discutir sobre las intrigas y las mentiras que hace la derecha sobre nuestros proyectos. Si hay algo puntual lo revisamos, porque hemos luchado por décadas por preservar el medio ambiente”, sostuvo Fernández Noroña.

Sobre las manifestaciones que se realizarán en contra de López Obrador, el diputado indicó que las respeta, pero que ojalá hubiese una oposición seria en el país.

Por su parte la panista Xóchitl Gálvez, manifestó que “es una ignominia que nuestros pueblos originarios vivan desde hace siglos bajo la opresión y el racismo, con la pobreza y la marginación a cuestas”.

Investigación académica

A 500 años de la denominada “Conquista española de México“, los grupos étnicos autóctonos continúan siendo explotados y sumidos en la adversidad socioeconómica, además de discriminados. Sobre explotación laboral y abusos de toda índole es lo que se registra en toda la península de Yucatán, expuso un informe el Colegio de la Frontera Sur.

Asimismo un estudio realizado por el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI),  registró en el trazo del Tren Maya  en un radio de 1 kilómetro, 197 localidades indígenas y un total de 143,866 personas indígenas contando las que se encuentran en localidades con presencia indígena dispersa.

En un radio de 10 km con el  trazo Valladolid-Cobá-Tulum, la cifra de población indígena se amplió a 665,556 personas indígenas repartidas en 1298 localidades de las que 874 son indígenas. En el trazo Valladolid-Cobá-Tulum se registraron 620,919 habitantes indígenas en 1147 localidades, de las que 834 son indígenas. Todas ellas tendrán más oportunidades de salir adelante.

Participación indígena directa

En este contexto, el 9 de agosto del 2020, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), en colaboración con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat), así como el Fonatur, realizaron el primer conversatorio “Voces de los pueblos indígenas y el Tren Maya”.

Los indígenas mayas continúan siendo explotados y sumidos en la adversidad socioeconómica, además de discriminados.

Ahí se amplió el diálogo con reconocidos líderes y lideresas comunitarios de la región, para fomentar su participación “y el empoderamiento de la población indígena” y con ello, hacer a un lado a las falsas ONG´s, que los manipulan.

El evento se desarrolló a través del perfil de @TrenMayaOficial y estuvo inaugurado por Manuel Santiago Quijano, Director de Gestión Estratégica y Enlace Institucional de Fonatur;  Adelfo Regino Montes, Director del INPI,  Fernando Cotrim Barbieri, Director de UNOPS en México y Eduardo López Moreno, Director de ONU-Habitat en México.

Ahí se concluyó: “El Tren Maya saldará una deuda histórica con los pueblos y comunidades indígenas del sureste del país. El compromiso del Gobierno de México es que conjuntamente con los pueblos indígenas diseñemos y construyamos el futuro que queremos para la región“.

El proyecto debe implementar las visiones de desarrollo de los pueblos de la región. A partir de esta comunión de ideas, podamos poner un alto a la pobreza que ha afectado a la región”, declaró Adelfo Regino Montes, Director del INPI.

Es importante que se escuchen las voces y reivindicaciones de los pueblos indígenas en el ámbito del Tren Maya, en especial, escuchar las voces de las mujeres por su liderazgo y por sus capacidades para ser agentes de cambio”, comentó  Fernando Cotrim Barbieri, Director de UNOPS en México.

El proyecto del Tren Maya debe ser un proyecto integral de desarrollo que no solo responda a las carencias, sino que también maximice las ventajas comparativas, empodere a las comunidades indígenas, fortalezca el tejido social e integre los territorios”, agregó Eduardo López Moreno, Director de ONU-Habitat en México.

Entre otros tomaron la palabra: Fabiana Cruz Vázquez, Lideresa comunitaria e integrante de la “Comisión de Seguimiento y Verificación de Acuerdos” de la asamblea regional del proceso de consulta indígena del Tren Maya, con sede en Xpujil, Calakmul, Campeche; Sebastián Poot Balam, Miembro de la organización de la sociedad civil “YUMBALAM”; Jessica Vega Ortega, Miembro del comité coordinador de la “Red de Jóvenes Indígenas de América Latina y el Caribe”.

Pecados social; pecado personal de Indignación.

Es social todo pecado cometido contra los derechos de la persona humana, comenzando por el derecho a la vida, o contra la integridad física de alguno (…) La Iglesia… sabe y proclama que estos casos de pecado social son el fruto, la acumulación y la concentración de muchos pecados personales. El Papa Juan pablo II, hizo la siguiente definición de Pecado social en la exhortación apostólica Reconciliación y penitencia de 1984: Es social todo pecado cometido contra los derechos de la persona humana, comenzando por el derecho a la vida, o contra la integridad física de alguno (…) La Iglesia… sabe y proclama que estos casos de pecado social son el fruto, la acumulación y la concentración de muchos pecados personales.

Indignación A.C. ha utilizado la pobreza y marginación social de los indígenas mayas para conseguir prebendas, beneficios y hasta subsidios millonarios de empresas extranjeras a través de sus fundaciones.
Previous Post
Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *