Rebelión de chinelos VS Gabriel del Monte

Al candidato de coalición PAN, PRI y PRD a la alcaldía de Xochimilco, Gabriel del Monte Rosales, “le salió el chirrión por el palito”, pues, durante en esta semana, se le ocurrió atentar contra las tradiciones de la demarcación y fue más allá al criticar a los Chinelos que son parte de la identidad de los xochimilcas.

Los habitantes, indignados por tal situación, salieron a las calles con sus trajes de Chinelos y a ritmo de la tambora, repudiando severamente al aspirante, del cual trascendió que radica en la alcaldía Benito Juárez y quiere ser edil en Xochimilco.

Las cosas no andan bien, quizá ignora que en esta alcaldía del sur de la Ciudad de México las tradiciones están muy arraigadas, que los ciudadanos celebran más de 400 fiestas patronales, ferias comerciales y culturales. Es por ello que ayer tres generaciones de xochimilcas (personas de la tercera edad, adultos, jóvenes, incluso niños) protestaron por tan aberrante crítica.

Sin duda, el candidato de coalición PAN, PRI y PRD tiene que darle vuelta al timón de su campaña, pues mientras afirma con bombo y platillo que su campaña va en punta, cuatro encuestas realizadas por diferentes empresas especialistas lo ubican entre 20 a 14 puntos debajo del aspirante de MORENA.

Dos de Massive Caller, Polls.mx y “Ruta 2021”, de Heraldo Media Group mandan a la lona a Gabriel del Monte Rosales. ¿Será que sus asesores de campaña le esconden información?, ¿Le estarán diciendo la neta?

Para rematar, el estudio realizado por ATRIBUS, compañía de monitoreo, menciona que en redes sociales el candidato de coalición PAN, PRI y PRD sólo genera el 3.96 por ciento de conversación entre usuarios de la demarcación, es decir, pocos ciudadanos saben que está en campaña.

PARA ACABARLA DE AMOLAR

Gabriel del Monte tomó una nueva estrategia: Denunciar que lo difaman en redes sociales. ¿Se referirá a sus estudiantes que lo recuerdan como “nefasto”?

Quien anda con mala racha es Sergio Flores, pues lo denunciaron ante del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) por no respetar los mínimos protocolos sanitarios en sus mítines. Lo bueno es que no mucha gente lo sigue, sino imaginen el contagiadero que se habría hecho.

Previous Post
Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *