Casi 500 militares rusos murieron y cerca de mil 600 resultaron heridos desde el inicio de la invasión de Ucrania la semana pasada, informó este miércoles el Ejército de Rusia, en su primer balance oficial.

Desgraciadamente […] tuvimos pérdidas. 498 militares rusos murieron […] y mil 597 de nuestros camaradas fueron heridos (en las operaciones iniciadas el 24 de febrero), declaró el portavoz del ejército, Igor Konashenkov, en imágenes difundidas por la televisión pública rusa.

El funcionario garantizó que las familias de los fallecidos recibirán toda la ayuda posible.

Según el portavoz castrense ruso, las bajas de “los militares y los nacionalistas ucranianos” se elevan a “2 mil 870 muertos y unos 3 mil 700 heridos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.