SRE niega pasaportes a delegados del EZLN para Europa

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) negó el pasaporte a los delegados indígenas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) pertenecientes a la comisión que viajará a Europa para unirse a la avanzada del Escuadrón 421 que partió a bordo de La Montaña el 2 de mayo.

El subcomandante Galeano (antes Marcos) denunció que la cancillería les negó el documento a pesar de que los delegados cumpen con lo estipulado, pagaron, viajaron desde sus comunidades en Chiapas hasta las oficinas de la SRE en la Ciudad de México “y, con todo y la pandemia, hacen cita, fila, esperan su turno y… se les niega”.

Los delegados requieren el pasaporte para volar a Europa como parte del “grupo aerotransportado”, por lo que la negativa fue calificada por el subcomandante como un acto de racismo y no sólo burocracia.

Galeano expuso que los zapatistas enviaron a tramitar el pasaporte a un compañero “blanco y barbado”, a quien se lo entregaron el mismo día, sin pedirle más que su acta de nacimiento, su identificación con fotografía y comprobante de pago.

“Porque podría pensarse que es sólo burocracia, que te toca la mala suerte de topar con alguien que piensa que tiene poder porque está detrás de una ventanilla, un escritorio, una oficina. Pero no, es también algo más y se podría sintetizar así: racismo”, abundó.

Para el subcomandante, los empleados de la SRE piensan que los delegados son migrantes centroamericanos: “todos esos papeles se presentan, pero el problema es que, a ojos de la burocracia de la SRE, el color de la piel, el modo de hablar, la forma de vestir y el lugar de procedencia es lo que cuenta. ‘Al sur del metro Taxqueña, todo es Centroamérica’”, señaló.

Acusó que una de las empleadas de la cancillería rechazó la credencial del INE de una de las delegadas bajo el argumento de que “ésa no sirve para nada, sólo para votar”, y le exigió, en cambio a la habitante de la selva Lacandona, de más de 40 años, su certificado de secundaria, para comprobar que no era guatemalteca.

Y apuntó: “a un compañero (más de 60 años de edad) lo cuestionaron: ‘¿no será que quieres ir a Estados Unidos a trabajar?’ El compa respondió: ‘no, ahí toca luego, en otra vuelta. Ahorita nos toca Europa’ (…) se le mandó a otra ventanilla. Ahí le dijeron: ‘eso está muy lejos y es caro el viaje, no puede ser que tengas el dinero necesario porque eres indígena. Tienes que traer el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito’”.

Previous Post
Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *